Tipos y clasificación de residuos

          Cuando hablamos de  los tipos de residuos, nos  referimos a aquellos materiales que perdieron toda utilidad luego de haber sido utilizados, y que a su vez, se tiene intención de desechar, puesto que ya cumplieron con su función pensada. Los seres humanos generamos residuos a diario, gracias al consumo que hacemos de los recursos, y las actividades de producción que realizamos.

Los residuos se pueden clasificar de muchas maneras, según su origen, y también por aquellos elementos que los componen. Y hay una gran cantidad de razones por las que se pueden llegar a generar residuos. En este artículo te explicaré sobre los tipos de residuos y su clasificación, para que logres conocer a mayor profundidad con respecto al tema.

Definamos qué son residuos

          Residuos son básicamente aquellos materiales inservibles los cuales ya cumplieron su función, y por lo tanto deben ser eliminados o desechados. Estas materias son generadas por las actividades que realizamos los seres humanos, como la ganadería, la agricultura, la explotación de bosques, la industria, y el consumo que hacemos de aquellos que nos proporcionan estas actividades.

Hoy en día este término se utiliza para denominar aquella parte de los deshechos humanos que no pueden ser utilizados, y que en ese sentido deben ser tratados y dispuestos para así evitar cualquier problema sanitario o ambiental.

La producción de residuos debe ser manejada, y a su vez, se deben controlar las cantidades que se desechan y la manera en la que se hace para evitar los impactos negativos en el medio ambiente, así como en la sociedad. Para esto, se llevan a cabo diferentes estrategias como el reciclaje, la separación, el tratamiento de residuos, y la eliminación de los mismos.

Por lo general, los residuos son depositados en sitios que están pensados para que estos puedan ser recolectados, de manera tal que puedan ser llevador a tiraderos, vertederos, rellenos sanitarios o cualquier otro lugar previsto para dejar residuos.

La producción de residuos en una zona, es proporcional al nivel de vida que lleven y la actividad económica que se lleve a cabo en la misma. A su vez, puede llegar a varias también según las condiciones del tiempo y del lugar mismo.

Tipos de residuos y su clasificación

          Cómo te decíamos anteriormente, la clasificación de los tipos residuos puede llegar a variar según el modo en el que estos se componen, o bien por el origen de los mismos. A continuación te explicamos cómo se clasifican los residuos:

Clasificación según su composición

Residuo orgánico

Se trata de todo aquel residuo el cual es de origen biológico, el cual alguna vez fue un ser vivo o formó parte de uno. Algunos residuos orgánicos pueden ser cáscaras de frutas o de huevo, ramas, hojas, deshechos de alimentos. Estos residuos son biodegradables, es decir, que tienen la facultad de degradarse o de desintegrarse de manera rápida, transformándose así en materia orgánica.

Estos tipos de residuos son recogidos al igual que aquellos que son de material no reciclable debido a que tienen un fuerte impacto ambiental, ya que son capaces de contaminar la atmosfera, el suelo y las aguas, debido al alto contenido de materia orgánica y minerales que estos poseen, así como la presencia de metales pesados y patógenos vegetales y animales que pueden llegar a ser sumamente contaminantes.

Por medio del tratamiento de estos residuos, se pueden llegar a convertir en composta, la cual puede ser beneficiosa para la siembra.

Residuo inorgánico

Son aquellos residuos que no poseen ningún origen biológico, sino que pasan por un proceso artificial o industrial, convirtiéndose así en bienes de consumo. Estos pueden ser el plástico, las telas sintéticas, vidrios, latas, etc. Poseen características químicas que provocan que tengan una descomposición natural muy lenta.

Pese a que estos restos en un principio son material prima, o sea, que tienen un origen natural, no poseen la capacidad de biodegradarse. Estos son separados de los residuos inorgánicos para poder ser reciclados y reutilizados como latas, botellas, plásticos o gomas. No obstante, existen casos en los que su transformación o reciclaje es prácticamente imposible, como el de las baterías.

Mezcla de residuos

Básicamente, se trata de una mezcla de deshechos tanto orgánicos como inorgánicos. Estos son producidos en la gran mayoría de los países, a partir de restos de comida, cajas, papeles, envases. Debido a que poseen tantas propiedades orgánicas o inorgánicas, este tipo de residuos no se puede descomponer completamente de forma rápido.

La consecuencia de que se mezclen estos restos puede llegar a ser muy peligrosa, puesto a que tardan mucho en descomponerse, y a la vez, generan gases tóxicos debido a que los materiales inorgánicos que poseen que están ligados al nitrógeno.

Residuos peligrosos 

Se refiere a todo aquel deshecho, bien sea reciclable o no, que posee propiedades intrínsecas, las cuales presentan posibles riesgos ambientales, así como para la sanidad.

Algunas de las propiedades que los residuos peligrosos poseen son la inflamabilidad, explosividad, reactividad química, radioactividad, etc. No obstante existen  tipos de restos producidos de ciertas prácticas industriales que exhiben dichas características, y sin embargo no se presentan como residuos peligrosos.

La determinación con respecto a si un residuo es peligroso o no, es tomada  por aquellas autoridades públicas o legisladores, que a su vez tienen la responsabilidad de decidir qué hacer con respecto a los residuos.

Algunos ejemplos de residuos peligrosos pueden ser, ácidos o bases fuertes, desechos radioactivos, deshechos de tolueno y benceno, deshechos de tintas, solventes utilizados, soluciones de metales pesados, deshechos de anodizados o galvanizado, pinturas a base de metales pesados, solventes inflamables, residuos de cianuro, barros con metales pesados, baterías de plomo o ácido.

También podemos hallar restos de residuos peligrosos en nuestras propias casa, ejemplos de estos son la lejía, las pinturas, aerosoles, disolventes, pilas, etc. Los restos de insecticidas hallados en  verduras o frutas destinadas para el consumo humano, también son residuos peligrosos.

Residuo inerte

Se trata de aquellos residuos que no son considerados peligrosos puesto que no experimentan ningún tipo de transformación física, biológica o química que sea significativa. No posee solubilidad, ni es combustible, a su vez, tampoco reacciona química ni físicamente, no obstante, no es biodegradable.

Estos no afectan de ninguna manera negativa a otras materias con las que entre en contacto, de manera que pueda resultar contaminante, o ser perjudicial para la salud humana. Ejemplos de residuos inertes son la arena o el concreto.

Clasificación según su origen

Residuos Sólidos Urbanos 

También llamado por sus siglas RSU. Se trata de aquella basura producida a diario en comercios, oficinas, casas, restaurantes y calles. También las fábricas o grandes industrias producen residuos sólidos urbanos en sus mismas oficinas, almacenes o comedores. Se trata más que todo de papel, cartón, plásticos y restos de alimentos.

Residuos domésticos

Se trata de aquellos residuos los cuales son generados en los hogares, como el resultado se las actividades domésticas. Se puede considerar como restos domesticos a aquellos que tengan similitud con estos, que sean generados en servicios o industrias. Pueden llegar a ser peligrosos o no peligrosos.

También se debe tomar en cuenta aquellos residuos generados por aparatos eléctricos, electrónicos, ropa, pilas, acumuladores, muebles, enseres, y al mismo tiempo, escombros que procedan de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

De igual manera, también son tomados en cuenta como residuos domésticos, aquellos que proceden de la limpieza de vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas, playas etc. A su vez, los animales domésticos muertos y los vehículos abandonados, también son residuos domésticos.

Residuos comerciales

Se trata de los residuos que son generados por la actividad propia del comercia al por mayor y menor. Provienen de los servicios como la restauración, los bares, las cafeterías, hostelerías, de las oficinas, de los mercados, y el resto de los servicios de consumo.

El tipo de basura que se genera es más que todo de envases, embalajes, flejes, excedentes de mercancía la cual no posee ningún valor económico, productos defectuosos o que ya han caducado, etc.

La problemática que asiste en este tipo de residuos es que muchas veces se hallan residuos no peligrosos que se mezclan con los domésticos, y llegan a saturar los circuitos de recogida, por lo tanto se necesita de circuidos diferenciados para poder llevar a cabo la gestión de residuos. 

Residuo industrial

Se trata de aquellos residuos generados por la industria, los cuales son el resultado de procesos de fabricación, transformación, utilización, consumo, limpieza o mantenimiento, que sea generado por la actividad industrial. Muchos de estos residuos son recuperables, pero la problemática surge cuando las técnicas para poder recuperar estos residuos resultan ser costosas.

Muchas industrias consideran que las técnicas de recuperación no valen la pena, puesto que no compensa económicamente el llevarlas a cabo, no obstante, hoy en día va en aumento la cantidad de residuos industriales que se valorizan para poder hacer uso de los mismos posteriormente.

Residuo hospitalario

Se trata de aquellas sustancias, materiales o subproductos que pueden llegar a ser del tipo sólido, líquido o gaseoso, los cuales son el resultado de la actividad llevada a cabo en el ejercicio de las prestaciones de servicios de salud.

Por lo general, este tipo de deshechos con considerados peligrosos, puesto que llegan a ser tanto orgánicos como inorgánicos y pueden llegar a perjudicar la salud de las personas. Para este tipo de residuo se implementa una gestión integral, la cual abarca el manejo, la cobertura y la planeación de todas las actividades relacionadas de los materiales utilizados en este ámbito, desde su generación, hasta su disposición final.

Este tipo de deshechos se generan en gran medida en las instituciones de salud, y por sus propiedades, composición y su origen, deben de llevarse a cabo con ellos un manejo específico para evitar propagación de infecciones efectuadas por los mismos.

Basura espacial

Se trata de objetos o fragmentos artificiales los cuales poseen origen humano, y que ya no tienen ninguna utilidad. Estos se encuentran en la órbita terrestre. Entre estos podemos hallar una cantidad variada de cosas, como restos de gran tamaño de cohetes o satélites viejos, los cuales a su vez producen restos de polvos o pequeñas partículas de pinturas, restos de explosiones, etc.

En la actualidad, la basura espacial se ha convertido en una gran problema, la cual es foco de una gran preocupación en los últimos tiempos, ya que las colisiones a velocidades orbitales pueden llegar a ser peligrosas para el funcionamiento adecuado de satélites en nuestra orbita, el hecho de algún residuo especial llegue a impactar con estos, puede llegar a generar más basura espacial.

Residuos generados por construcción o demolición

Se trata de aquellos escombros que son el resultado de impactos significativos en obras de construcción. A su vez, cualquier sustancia que se genere en una obra de demolición o de construcción, es considerada parte de estos restos.

El problema con estos residuos es que aceleran en gran medida la saturación de vertederos y eleva el número de transporte por carretera, por lo que se provoca mayor dióxido de carbono, a su vez, son muy difíciles de valorar para ser recuperados.

Residuos agrarios

Hablamos de aquella fracción o fracciones de deshechos procedentes de la agricultura, la ganadería, la pesca, las explotaciones forestales, etc. Aquella materia prima que no se encuentre en una calidad mínima para ser comercializada, es desechada, convirtiéndose de esta manera en un residuo.

Para cerrar…

Ya conoces algunos de los tipos de residuos, como se generan y de qué manera se encuentran compuestos. Es de suma importancia el reciclaje y manejo correcto de los mismos, para evitar daños colaterales en la salud y en el medio ambiente, por lo tanto, trata de reciclar correctamente los residuos que generes, y al mismo tiempo, procura generar lo mínimo en residuos.

La gestión de residuos es esencial para poder garantizar un mejor futuro para la humanidad, así como para los recursos mismos, que pueden llegar a ser afectados si son contaminados por medios de residuos perjudiciales para estos. Esperamos que hayas tomado conciencia sobre la importancia del tema, y que compartas la información.